Todo se transita

No hay tristeza que no pase. Puesta del sol que no termine. Días nublados que no sean imparciales después. Lluvia que no pare. Dolor que no se calme. No hay felicidad que dure eternamente ni secretos que no se revelen. Sonrisas que no se transformen ni un café que no se enfríe. Humor que no se rompa, ni aromas que no se esparzan.

No hay en este mundo un recuerdo tan doloroso que no se cure. Palabras que no sean diluidas en el tiempo. Nadie se despide dejando una vacante eternamente inhabitable. No todo silencio es eterno y lo que se ha dicho, dura un día no más.

Todo se deshace, se reanuda, se transforma. Todo se traga, se bebe, se pasa, se vomita. Se pregunta y se transita serena, natural o exasperadamente por la vida. Nadie y nada es prisionero de la materialidad infinita.

Y nadie vive encarcelado sin un día, una tarde o una hora, donde pueda escapar de la vida. Y aunque sea por descuido, la gente se desequilibra y luego se armoniza.

Ita Portugal

El final de una cosa es el comienzo de algo nuevo y en nuestro camino iremos dejando atrás unos cuántos equipajes. Y yo me pregunto, te pregunto ¿Qué sentido tiene buscar certezas en un mundo imprevisible?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.