La experiencia

Después de una catástrofe mundial, la Tierra está desolada. Según todos los indicios, eres la última persona viva en el mundo. Estás encerrado en tu casa, dentro de tu habitación, cansado de vagar solo por parajes desiertos, pensando con desesperanza en tu futuro. En ese momento, unos golpes llaman a la puerta…

Pero aquella mañana, algo le hizo sospechar que era distinta. Se despertó con una ilusión inhabitual y con la extraña sensación de que la única certeza era que la vida seguiría desafiándole. Empezaba a ser consciente de que tendría que prepararse para vivir mucho tiempo en un espacio en el que solo encontraría intimidad, entre temores y esperanzas.

De repente, escuchó unos golpes insistentes en la puerta. Su presentimiento se hizo cierto. Quizás eran solo producto de su imaginación, pensó, entre sorprendido y temeroso.

Intuitivamente se acercó a la mirilla. No vio a nadie. Abrió la puerta intentando dar sentido a aquella llamada. Lo único que encontró fue un móvil en el suelo. Buscó a su alrededor sin encontrar rastro de nadie.

Incrédulo no lograba entender la situación. Al poco, se desentendió. Liberado el tiempo, había aprendido a perder la mirada, vivía en ese rellano entre lo que fue y lo que está por venir. Intentando pensar en los comienzos de las cosas no en los finales.

Pero sonó. Sí, aquel móvil irrumpió sus supuestas fortalezas creando una atmósfera de incertidumbre. Al fin y al cabo sentía una fuerte necesidad de relacionarse. Nada podía robarle la sensación de sentirse humano.

Descolgó y escuchó aquella locución:

—Valore del 1 al 5 su experiencia, siendo el 5 muy positiva.

Miró a su alrededor, no daba crédito ¿La experiencia? se preguntó.

cliquea en la imagen para visitar el blog de Jasc-Net y enterarte cómo participar en el reto. La idea es continuar la historia (letras en cursiva). ¿Te atreves?

15 comentarios

  1. Buenísimo, Lola.
    Había barajado muchas opciones para mi propuesta, pero no se me había pasado por la cabeza tu estupenda idea. ¡Genial!
    Como experiencia ha estado a punto de costarle un infarto al protagonista, pero después de volver a la realidad el pobre aceptará la broma con gusto.
    Mi felicitación por el relato.
    Muchas gracias por tu participación en el VadeReto.
    Saludos.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .