In memoriam

Esto no es un adiós, esto es un gracias.

Nicholas Sparks

Entreveo aquellos ojos grandes perdidos entre tanta inocencia. Mientras, el pasado horadaba tu presente sin dejar huecos para la nostalgia.

Confundida e ingenua, entre lo que es y el deseo, intentaste quebrar verdades puntiagudas en busca de otro mundo posible. Pero, el destino caprichoso te hizo despertar en una estación vacía.

Entonces, plegaste tus sueños en vagones de responsabilidad, y una tristeza, conocedora de tu senda y tus cansancios, se fue aposentando en tus ojos. Lo negabas, a veces, se leía en tu mirada.

Entre tanto, seguías oscilando, eterna luchadora, hasta explorar nuevos rumbos. Escudriñar otro principio.

Hoy, tus hijos, volvemos a esta ciudad que te vio nacer. Como mensajeros silenciosos nos adentramos en un reino fabulado donde se encuentran los recuerdos. Encadenando, juntos el antes y el después.

Contagiados de memoria, caminas entre nosotros como un visitante fantasma. Pasos en hueco. Tan desaparecida… Eres la presencia cercana de lo ausente.

Dejaste la vida entre desgarrones y nos quedó este vacío habitado. Mientras reposamos nuestras heridas, te damos las gracias, porque una parte de ti se integró en nosotros para quedarse.

Construiste nuestra historia de vida.

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .