Noviembre

Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando.

Rabindranath Tagore

No es un mes cualquiera. Iniciamos noviembre en un año en que tantos días amanecen de negro y nos faltan tantos. Cuerpos que callan desnudos. Labios que no murmuran. Manos pálidas. Ojos que no ven… Demasiadas pérdidas imprevistas que no transitarán más por este paisaje.

Las calles no serán las mismas sin sus pasos, sus voces, sus miradas. Nada será como antes, sin ellos. Quizás ahora encontremos ese tiempo, mayor o menor, para recordar a los que se marcharon dejándonos sombras y vacío.

Es cierto, en esta sociedad, la relación con la muerte es una realidad a esquivar, incluso a negar. Nos incomoda. Hemos cambiado crisantemos por truco o trato, pero tal vez, este noviembre, ahora, recordemos que la vida es un sinfín de cosas que nadie se espera. Es imprecisa. La vida es un montón de cosas que olvidamos pero que va mudando nuestra mirada.

Posiblemente este año, este noviembre, caemos en la cuenta del sentido de la muerte para que la vida, en todos sus tonos, merezca la pena.

10 comentarios

  1. Con este virus, se apresuraron en irse muchos seres queridos y dadas las circunstancias, no se permitieton darles una despedida digna. Una reflexión para valorar aún más, la vida que tenemos
    Buen día para ti
    Manuel Angel

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .