Partida

«En medio del odio, me pareció que había dentro de mi, un amor invencible. En medio de las lágrimas, me pareció que había dentro de mi, una sonrisa invencible. En medio del caos, me pareció que había dentro de mi, una calma invencible. Me di cuenta a pesar de todo que, en medio del invierno, había dentro de mi un verano invencible. Y eso me hace feliz. Porque no importa lo duro que el mundo empuje en mi contra, dentro de mi, hay algo más fuerte, algo mejor, empujando de vuelta».

El verano. Albert Camus

El día trajo certezas, aun esperadas… me hacen enmudecer.

Partida: Te vas. 
Bajo la voz del aire tus ojos se cierran para siempre.
Imploro respuestas al dolor que deshagan las fronteras del miedo.
Perdida, oscilo a tientas en esta oscuridad.
No quiero acostumbrarme a la falta de luz,
tu luz.

Partida: Me rompo.
Zozobra mi alma en este vacío,
mientras bucles de pensamientos truenan en mi cabeza.
El pasado se entremezcla con el presente
para navegar los recuerdos,
entre lágrimas infinitas
que gritan el dolor que soy.

Partida: El juego de la vida.
No podemos saber casi nada,
aún así, buscaste el sonido de tus sueños
bajo el aroma del sol que los alimenta,
sueños aplazados entre tus hijos y tus miedos,
sueños que dejaron historias.
Prendida en tu suerte... la última partida reveló el orden más oculto.

Partida: Existencias.
Entre tus fotos, ropas, enseres…
mover recuerdos requiere un tránsito interior
en ese habitual rincón donde uno se esconde y se desnuda.
La presencia de tus cosas hacen más latente tu ausencia.

Mamá, fuiste tenaz y contundente en tu paso por la vida. Tanto, que aunque el viento soplara a menudo en tu contra, no te dejabas doblegar. Te levantabas herida, magullada, errante… Así cantabas, resurrección diaria, en busca de otros mundos posibles.

Brilla siempre en nuestros corazones. Descansa en paz.

«¿Adónde van los muertos? A todos los lugares en donde podemos recordarlos. Porque no dejan de seguirnos, bailan y brillan en la oscuridad de la noche justo encima de nuestras cabezas». Joël Dicker

14 comentarios

  1. Un emotivo homenaje al ser más querido y adorado como es nuestra madre. Es loable que puedas reconocer el inmenso amor incondicional que te brindo en vida y ahora, ese recuerdo perdurará siempre tatuado en tu corazón. Porque el amor de Madre es para siempre así no esté contigo.
    Manuel

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .