Pensando en alto

«Todo el mundo trata de realizar algo grande, sin darse cuenta de que la vida se compone de cosas pequeñas». Frank Clark.

Paso y repaso este año que ya queda del todo atrás. Sentimientos cómodos. Otros dolorosos. Sí y no simultáneamente. Desafíos. Esperas. Sueños que se convierten en cenizas. Trayectorias de ida y vuelta. Sobrevivo cada detalle entre luces y sombras donde se pierde la evidencia.

He braceado en una lágrima. He reído hasta que te duele. He atendido las heridas que no quieren doler. He convivido con el aburrimiento. Y respirado como si no hubiera un mañana.

Naufraga ahora mi inquieta memoria que viste de historias pensamientos. Idea en el afuera lo que está en el adentro. Construye lo que espera ver. Quizás ser.

Quiero reconocer el pulso de los días. Captar lo valioso allí donde se escuchan los latidos del mundo. Hallar sentido a lo que hago, para que la vida no pierda sentido. Levantar la vista y recrearla en esos pellizcos fugaces, imperfectos y extraordinarios que descubro en cada día.

Desde este hueco en el que me gusta acoplarme, entre lo que sucedió y lo que ojalá ocurra, os digo hasta pronto.

Adiós 2019. Bienvenido 2020. Y… de vez en cuando la vida.

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .