Sociedad

Más allá de las redes

«Qué ironía de la tecnología: mientras nos acerca a las personas más lejanas, nos aleja de las más cercanas...» Anónimo.

Antes los cafés eran centros neurálgicos de tertulias. Nuestras redes sociales. En los cafés se debatía ciencias, costumbres, política, literatura y otros asuntos mundanos.

Hoy las cafeterías son lugares de paso. El café se toma en la barra, lejos de la lentitud de otro tiempos, mientras se consulta el móvil. Y en las reuniones, resulta una imagen habitual ver parejas, familias, grupos de amigos habitando diferentes universos en línea. Miran, tocan, deslizan, escriben. Nadie presta atención a la persona que está enfrente. Nadie habla. Nadie parece estar allí realmente. Son presencias cercanas de lo ausente.

Paradójicamente, las redes sociales de hoy no socializan. Y los cafés tienen el aroma de la nostalgia. Vacíos de debates. Y conversaciones atentas, esas que miras a los ojos y escuchas la voz del que te habla.

Vale la pena conectar, más allá de las redes.

Otros artículos relacionados con Sociedad

27 comentarios en “Más allá de las redes”

    1. Qué acertada reflexión! Antes quedábamos con los amigos de toda la vida una vez a la semana, ahora una vez cada tres meses porque parece que basta con un mensaje telegráfico para estar en contacto.

      Le gusta a 1 persona

  1. Tienes razón. Ese mundo tan frío y virtual nos va haciendo cada vez menos sociales. Ya no miramos a los ojos, ya no escuchamos. Preferimos hablar con alguien a través de una pantalla. Con nostalgia de esos cafés de antaño. ¡Un abrazo y hasta pronto!

    Le gusta a 1 persona

  2. Frase muy cierta. En algún momento escribí también sobre eso. Y lo que comentas de los cafés, coincido contigo. Lo que vamos ahí ya no aprovechamos el espacio para relcionarnos como antes, y también el formato de atención hace que de sientas con la prisa de tomar tu café y seguir el camino.
    Buen Post!

    Le gusta a 1 persona

      1. Muy de acuerdo, Lola. Gracias por decirlo. Es una realidad que hablamos menos y nos vemos (en todos los sentidos) menos por pensar que estamos en contacto diciendo cualquier cosa por guasap. Ya lo dice Bauman, vivimos cada vez más en una sociedad líquida…

        Le gusta a 1 persona

  3. Esa es la tendencia general, si. Pero no siempre ocurre eso. Sigue habiendo núcleos de irreductibles, personas que se reúnen para hablar, para escuchar, para meditar. En Toledo hay bastantes, de manera que tiene uno donde elegir. Hay incluso un bar con librería, donde bulle la inquietud intelectual de la mano de las cervezas. Resistamos.

    Le gusta a 1 persona

  4. Buenas:
    No tengo tan claro que la tecnología esté detrás del distanciamento de las personas, si no más bien que es su contexto. Las personas ya éramos distantes e individualistas, la tecnología sólo creó espacios específicos. Si en la cultura occidental actual, dese que naces te ponen a competir con tus compañerxs para tener mejores notas, ser mejor en deportes, saber más idiomas y música. Si ya venimos al mundo como un proyecto de profesional en vez de promocionar la colaboración y la colectividad; si a las niñas y a los niños les peguntamos más veces qué van a ser de mayores (donde por “ser” se entiende su empleo, claro) que cómo se sienten o qué es lo que más les gusta de su clase ¿Esperamos adultxs que se regocijen en el contacto social, la tertulia, etc?
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenas noches:
      Aquellas personas que nacimos en los años anteriores a los 70 ó en la misma década éramos una sociedad colectivista. El aumento de recursos y con ellos las oportunidades de acceso a bienes materiales, en definitiva al consumo, modificaron nuestros valores y aspiraciones. Crece la competencia y con ella empezamos a buscar logros individuales en vez de colectivos. Si a todo esto le sumamos el avance tecnológico de las últimas décadas, nos encontramos, como bien comentas, con seres individualistas que sustituyen el compartir por el tener y por el querer diferenciarse, y donde se pierde el sentido del ser.
      Importante reflexión. Gracias por leerme y por aportar tu otro punto de vista.
      Un saludo de vuelta.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .