Sociedad

Mi mayor regalo: disfrutar de lo que ya tengo

A pocos días de nuestros queridos Reyes Magos, os dejo este gran regalo de Guille Viglione:

«Tengo todo lo que necesito. Lo poco que echo en falta son recuerdos y no están a la venta en ningún catálogo. Tengo una ducha con presión, toallas suaves y sábanas blancas. Agua clara, aire limpio, relativo silencio. Amor, familia y algunos cómplices con los que compartir proyectos. En tiempos agitados siento cierta sensación de tranquilidad o, por lo menos, de estabilidad. Tengo una cerveza fría a mano, salud y buen apetito. Disfruto de una vida confortable con techo, mesa de comedor, zapatos, calefacción y un sinfín de aparatos que se enchufan.

No es cierto que el tiempo pone a cada uno en su lugar. Es el azar el que decide y a mí me ha colocado en un sitio y en un momento privilegiado. Vivo en una ciudad en la que otros sueñan con pasar unas horas. Las calles y las playas están limpias. Hay farolas, autobuses, ambulancias y otros servicios que funcionan. Tengo agua corriente, cuenta corriente, corriente eléctrica y otras cosas corrientes que en la mayor parte del mundo son extraordinarias.

Mi pesadilla recurrente es despertar y descubrir que mi suerte era sólo un sueño. Amanecer en Siria o en Sudán. No ver crecer a mis hijas. Que me quiten mi casa. No poder valerme por mí mismo. Verme obligado a pedir. Vivir lejos de la gente que quiero. Estar atado desde niño a un fusil o a una máquina de coser. Embarcar a mi familia en una lancha atestada de refugiados. Conformarme con sobrevivir.

En estas fechas no disfruto demasiado con la tradición de hacer y recibir regalos. Supongo que un día me di cuenta de que mi mayor regalo es disfrutar de lo que ya tengo.

Doy gracias por tener la fortuna de ser consciente de ello».

Gracias y feliz 2019.

 

5 comentarios en “Mi mayor regalo: disfrutar de lo que ya tengo”

  1. Menudo texto tan cierto. GRATITUD es lo que tenemos que tener todos por todo lo que ya tenemos, independientemente de todo lo que podamos regalar y recibir. Mirar alrededor y ver todo lo que tenemos en cada momento de nuestro día a día, menuda maravilla. Somos unos privilegiados. GRACIAS por este momento.

    Me gusta

  2. Suscribo, punto por punto, lo que dices en tu escrito.

    Pienso exactamente igual que tú, así que quizá estés de acuerdo con mi concepto de felicidad, una interpretación libre de la teoría del filósofo Compte-Sponville, cuyo núcleo podría reducirse a “querer lo que tenemos”. Pero no resignarse irremediablemente y aceptar lo que tenemos, sino —y he ahí su rara belleza— querer precisamente lo que somos y tenemos.

    Me gusta

    1. Gracias Carlos, por tu aportación. Coincido contigo en la importancia de valorar lo que somos y lo que tenemos, matizo sobre resignarse irremediablemente y aceptar lo que tenemos, tengo una entrada pendiente de publicar sobre la diferencia entre resignación y aceptación, por eso no me extiendo más. Gracias de nuevo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.