gratitud

Naturalmente, gracias

Vivimos en una sociedad anestesiada por los automatismos donde no se valora ni se reconoce aquello que tenemos, aquello que nos sucede y, por el contrario, sí estamos atentos a lo que «aparentemente» nos falta.

Permanecemos «a-comodados» en creer que todo es poco: más cosas, más dinero, más entretenimiento, más bienestar, más aprobación…, donde no es suficiente estar bien, buscamos el deleite para sentirnos especiales. Y en esta persecución hacia el más, dejamos en la sombra lo que ya es con el disfrute de lo que nos ofrece cada momento.

 «El agradecimiento es la memoria del corazón» . Lao Tse.

La gratitud nos abre el corazón, no me refiero a ese agradecimiento que está recogido en formalismos sociales, que es una norma de cortesía, sino a aquel que es un hilo conductor y nos lleva a un plano más emocional.

La gratitud no se trata de una sensación efímera, es una forma de pensar que perdura en el tiempo y produce cambios en nuestra manera de mirar el mundo. Es una actitud frente a lo que ya tenemos y recibimos a cada instante, es el lenguaje de la vida.

Vale la pena decir, o mejor dicho sentir: naturalmente, gracias.

«Sólo un exceso es recomendable en el mundo: el exceso de gratitud». Jean de la Bruyère.

 

2 comentarios en “Naturalmente, gracias”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.